Buscar

Cargando...

domingo, 12 de marzo de 2017

BIZCOCHO ALMENDRADO


Esta semana me han regalado un molde de 30 cm y tenía que estrenarlo ya!!!  Así que manos a la obra, prepararemos un bizcocho súper esponjoso y de anchas dimensiones dado el diámetro del molde.


INGREDIENTES:
6 huevos.
300 g de harina de fuerza.
270 g de azúcar.
150 ml de aceite suave.
300 ml de leche.
70 g de almendra picada.
1 sobre de levadura.
Ralladura de limón (u otro elegido).
Aroma de limón (u otro elegido).


ELABORACIÓN Y COCCIÓN:
En primer lugar prepararemos el molde y lo forraremos de papel parafinado, espolvorearemos la base y laterales con spray desmoldable.


Espolvorearemos la base con un poco de azúcar y la almendra picada esto le dará  un toque "crunch" al bizcocho.


Encendemos el horno para precalentarlo a 180 grados.

Separamos las yemas de las claras de los huevos y montamos estas últimas a punto de nieve con una pizca de sal, a medio montaje añadiremos la mitad del azúcar preparado para la receta. 


Obtenemos este merengue que reservamos hasta el momento de su utilización.

El siguiente paso lo haré con la Thermomix, (podéis hacerlo manualmente) para probar un sistema de tamizado, me gusta probar técnicas nuevas.
Ponemos en el vaso del robot la harina, la levadura y el azúcar, programamos 15 segundos a velocidad 6 con mariposa (esta función es un tamizado). Ahora añadimos los líquidos, las yemas, el aceite, la leche, los aromas y ralladura elegida, yo le he puesto limón.


Programamos 10 segundos velocidad 6.


Vertemos este preparado sobre el merengue obtenido y con unas varillas lo vamos integrando.


Con suaves y envolventes movimientos el resultado será parecido a una mousse.


Ahora vertemos la masa en el molde preparado para hornearlo, bajamos la temperatura a 165 grados y horneamos unos 40/45 minutos, con un poco de vapor añadido. (Ya sabéis que si vuestro horno no dispone de esta función, podeís añadirle un cuenco con un poco de agua durante la cocción).


Transcurrido este tiempo sacamos del horno comprobando que esta cocido con el sistema del pincho limpio.


Dejamos enfriar 10 minutos y desmoldamos.


Ha quedado con un aspecto bueno y la base súper crujiente.


Y esta delicioso suave, jugoso y con este toque "crunch" hace que nos derritamos.

0 comentarios:

Dí lo que piensas...