Buscar

Cargando...

domingo, 27 de septiembre de 2015

DADOS DE PECHUGA DE PAVO SALTEADOS CON SALSA DE SOJA.



Si hacemos la pechuga de pavo a la brasa suele quedar un poco seca e insípida ......os propongo una manera que es un poco mas divertida y al mismo tiempo al estar cortada en dados y sellarla todos los jugos quedan en el interior de la carne y sabe muy bien y extremadamente jugosa.


INGREDIENTES:


Una pechuga de pavo.
Unas cebollas moradas.
Un brócoli pequeño.
3 cucharadas de salsa de soja.
Pimienta.
NO SAL

ELABORACIÓN Y COCCIÓN:

Lavar todos los ingredientes de la receta, reservar y trocear.


La cebolla cortada en juliana, del brócoli retirar el tronco y cortar en ramitos pequeños, la pechuga de pavo en cuadrados.


Ya tenemos todos los ingredientes en lista de espera para que empiece la sinfonía de cocción, así pues ponemos unas gotas de aceite de oliva en un wok o sartén profunda, procedemos al primer paso pasando los dados de pechuga de pavo, los sellamos, retiramos y reservamos.


Segundo paso, salteamos el brócoli e incorporamos la cebolla, removemos durante unos dos minutos, añadimos los dados de pechuga, regamos con salsa de soja y un poco de pimienta recién molida. Más fácil imposible.




Ya esta lista nuestra espectacular receta con muy pocas calorías, podéis aumentarlas añadiéndole unas almendras o unos anacardos salteándolos y dandole un toque "crunch" delicioso, pero sin nada queda espléndidamente sabrosa, bonita y económica ....espero os guste.  


Buen provecho, en casa no gusta el pavo y les ha encantado, yo he alucinado QUE BUENA!!!

sábado, 19 de septiembre de 2015

TARTA DE SANTIAGO



Esta receta es un clásico en la reposteria española, cuenta la historia que se inventó en la época medieval de las peregrinaciones en Galicia y se suele decorar con la Cruz de Santiago.

Es facilísima de hacer y hay muchas recetas, tan solo hay que mezclar los ingredientes......pero un truco que nunca falla es pesar los huevos y poner la misma proporción de almendra y de azúcar, así saldra perfecta. 

A mi particularmente para que salga mas esponjosa me gusta batir las claras de los huevos pero en casi todas las recetas se ponen mezclados sin batirlas, lo dejo a vuestra elección.


INGREDIENTES:


5 huevos = 260 g.
260 g de almendra cruda triturada.
260 g de azúcar.


La ralladura de un limón (solo la parte amarilla).
Un poco de canela.
Una pizca de sal.
Azúcar glas para espolvorearla.
Una plantilla de la Cruz de Santiago (podéis imprimirla y cortarla).



ELABORACIÓN Y COCCIÓN:

Precalentar el horno a 180 grados. Engrasar un molde redondo de unos 20 cm de diámetro y reservar.

Subir las claras a punto de nieve con una pizca de sal y la mitad del azúcar, reservar.


En otro bol mezclar las yemas con el azúcar restante, la almendra y la ralladura del limón.


Añadimos a esta mezcla las claras reservadas, con suaves y envolventes movimientos vamos mezclando, hacerlo con cuidado ya que la mezcla es muy densa, recomiendo hacerlo en tres partes cuando este bien integrado añadir un poco mas y así hasta el final.


Vertemos la mezcla en el molde preparado y hornearemos 30/35 minutos dependiendo del horno y modo de cocción siempre con calor de abajo, si es con turbo a 170 grados y si es tradicional a 180 grados.


La sacamos del horno y la dejamos reposar sobre una rejilla durante unos 10 minutos antes de desmoldarla. Debido al peso de los ingredientes y no contener nada de harina (postre apto para celiacos) es un bizcocho que nada mas sacarlo del horno baja mucho.


Cuando este totalmente fria siguiendo con la tradición recortamos la plantilla de la cruz y la ponemos sobre la tarta procediendo a espolvorearla con azúcar glas. La retiramos con mucho cuidado y ya tenemos nuestra fantástica tarta de Santiago.


Deseo y espero sea de vuestro agrado y haya contribuido a que vuestra sobremesa sea un poco mas especial......un beso amig@s.



viernes, 18 de septiembre de 2015

NIDOS DE PAN CON HUEVOS Y BEICON


Uno de mis platos favoritos son los huevos fritos, con tomate, pochados, con beicon, al plato.....hay muchas y originales formas de hacerlos atractivos y de esta manera hacerlos los protagonistas de lujo.

Y lo haremos con los ingredientes que de verdad casan con el huevo, os detalló.

INGREDIENTES:



4 huevos.
4 rebanadas de pan sin corteza.
4 lonchas de beicon.
Aceite de oliva, sal y pimienta.

ELABORACIÓN Y COCCIÓN:

En primer lugar precalentamos horno a 180 grados y engrasamos cuatro moldes refractarios con un poco de aceite por el fondo y bordes, reservamos.


Aplastamos las lonchas de pan de molde con un rodillo de cocina hasta dejarlas bien finas, forramos los moldes.



Añadimos el beicon y lo sujetamos al pan (si hace falta con un palillo). Introducimos los moldecitos en el horno precalentado a 180 grados y los horneamos durante 10 minutos hasta que el pan y el beicon se doren bien.

Los retiramos del horno, cascamos un huevo dentro de cada uno y lo salpimentamos.



Los volvemos a introducir en el horno y los dejamos cocer 15 minutos más, hasta que se cuajen las claras. Si los queréis que la yema este un poco liquida tan solo 12 minutos.


Los sacamos del horno, los desmoldamos y los servimos rápidamente acompañados con un toque verde.


No me digáis que no sea fácil y resultona esta simple receta de huevos.....espero la probéis y si os gusta la repitáis. Buen provecho amig@s!!!!!!!.

domingo, 13 de septiembre de 2015

COCA DE LLANDA Ó COCA MORENA


Hoy conoceremos una coca típica del recetario valenciano..... No la he hecho ninguna vez pero la he probado hecha por mi gran amiga MARI, y ella siempre tan atenta me ha dado la receta que os detalló a continuación. Se le llama llanda (lata) por el tipo de molde donde se cocina, una bandeja rectangular.



Este bizcocho destaca de entre todos los dulces típicos de la comunidad Valenciana por su fácil, rápida, económica y sencilla elaboración, es un clásico que se prepara en muchos hogares porque es un gran acompañamiento para desayunos, meriendas y un tándem perfecto para acompañar un delicioso chocolate a la taza.

INGREDIENTES:



370 g de harina de fuerza.
300 g de azúcar.
200 ccl de aceite 0'4 grados.
200 ccl de leche.
4 huevos.
Ralladura de la piel de un limón.(solo parte amarilla).
Un pellizco de sal.
Una cucharadita de canela (opcional).
4 gasificantes blancos y 4 gasificantes de color. (Especiales para reposteria). (en su defecto un sobre de levadura química, royal...canario....)
Azúcar y canela para espolvorear antes de hornear. (MARI dice que hay que ser generoso).


ELABORACIÓN Y COCCIÓN:

Precalentamos horno a 180 grados. Preparamos el molde colocándole un papel de horno para simplificar el desmoldado y lo embadurnamos con aceite.


Rallamos la piel del limón procurando no rallar la parte blanca (amarga) en un bol, también echamos los 4 huevos enteros y un pellizco de sal. Podemos hacerlo a mano, con varillas con robot o con la Thermomix y batimos hasta que dupliquen su tamaño.


Añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que este bien integrado, vertemos la leche, mezclamos, la canela, batimos y por ultimo el aceite, mezclamos bien.


Tamizamos la harina y vamos añadiéndosela poco a poco, cuando llevamos la mitad echamos el contenido de los sobres blancos de gasificante y finalizamos con el resto de la harina, batimos bien para que se integre y quedé sin grumos.


La retiramos de nuestro robot y es el momento de añadirle los sobres de color de gasificante y lo mezclamos manualmente con una espátula con movimientos envolventes.



Vertemos la masa en el molde nivelando con la misma espátula para que quede uniforme, espolvoreamos con azúcar la canela por encima y la horneamos durante 3O minutos a 180 grados en la parte media del horno (vigilaremos la cocción ya que ningún horno cuece de igual manera y puede variar el tiempo). Apagar y dejarla 10 minutos dentro para conservar su altura.



Espero disfrutéis tanto como yo de hacerla y de ofrecerla a mi familia como desayuno, BUEN PROVECHO!!!!!!


sábado, 12 de septiembre de 2015

PASTEL DE TERCIOPELO ROJO (RED VELVET)



Creo que muchos de vosotros ya conoceréis este pastel, especialmente famoso en el sur de Estados Unidos, queda espectacularmente atractivo en cualquier ocasión y cuentan que su color rojo se consiguió debido a que en la época, el azúcar era escaso y se utilizaba remolacha como sustituto.

INGREDIENTES:


Para la masa:
320 g de azúcar blanquilla.
150 g de mantequilla a temperatura ambiente.
300 g de harina tamizada.
3 huevos.
20 g de cacao tamizado.
220 ml de suero de leche.
Una pizca de sal.
Una cucharadita de vainilla.
2 cucharadas de colorante alimentario rojo.
Una cucharada de vinagre de vino blanco.
Una cucharadita de bicarbonato sódico.


Para el glaseado:
500 g de queso en crema.
250 g de mantequilla a temperatura ambiente.
200 g de azúcar glas.
Una cucharadita de extracto de vainilla.



ELABORACIÓN Y COCCIÓN:

Precalentamos el horno a 170 grados, preparamos y engrasamos dos moldes iguales cubriendo la base con papel sulfurizado.


Mezclamos la mantequilla con el azúcar hasta que este bien integrado, a continuación batimos los huevos y echamos la mitad sin dejar de remover, añadimos una cucharada de harina tamizada para evitar que la mezcla se nos corte y seguimos añadiendo el resto de los huevos batidos.

Incorporamos la mitad del suero de leche, seguidamente el resto de la harina tamizada y después el suero de leche restante.

Continuamos con el cacao en polvo, la vainilla, la sal y el colorante alimentario. Por ultimo mezclaremos el vinagre con el bicarbonato sódico en un recipiente pequeño y se lo incorporamos a la masa, sin dejar de remover.


Repartimos la masa en los dos moldes, los metemos en el horno que ya lo tenemos a la temperatura 170 grados y los cocemos 25 minutos.


Retiramos los moldes del horno, los dejamos enfriar sobre una rejilla durante unos 10 minutos, desmoldamos, retiramos el papel y mientras preparamos el glaseado.


Ponemos la mantequilla en un bol y añadimos poco a poco el azúcar glas, cuando la mezcla sea homogénea incorporamos el queso en crema y por ultimo la cucharada de vainilla.


Procedemos al montaje untando una base con el glaseado y colocamos la otra encima, untamos la parte superior y los bordes del pastel con el glaseado restante con una espátula de pastelería.





Lo refrigeramos durante 30/40 minutos antes de servirlo.